Quim Monzó – Un, dos, tres, al escondite inglés

Quim Monzó - Un, dos, tres, al escondite inglés

Finalmente se ha hecho realidad la noticia más esperada de los últimos tiempos, al menos por todas aquellas personas que, como yo, amamos la cocina creativa, la cocina tecnosentimental, la que rechaza vivir anclada en el pasado y en el fricasé de ternera a la naranja. El martes, Ferran Adrià –el mejor cocinero de todos los tiempos, pero también esteta e ideólogo, y el mayor artista de este siglo y del pasado– presentó en Madrid su nueva apuesta, que se pondrá en marcha en el 2014, cuando, lamentablemente, El Bulli cierre las puertas de forma definitiva, al menos por el momento.

La nueva apuesta de Ferran Adrià lleva por nombre El Bulli Foundation. Mejor dicho: elBullifoundation, ya que, en un alarde de ingenio innovador, ¡escribe juntas las tres palabras! Las tres, artículo incluido, superando de esa forma valiente y rompedora la pasión de la lengua alemana por juntar palabras. Porque los alemanes –apocados y mediocres como son– no se atreven a juntar el artículo al substantivo y al adjetivo. Hoy, 28 de enero del 2011, poco sabemos aún de esa fascinante Foundation; sólo lo que dijo el gran maestro Adrià el martes, en la presentación: “Habrá riesgo, libertad y creatividad. Por ello no habrá ni horarios ni reservas ni rutinas”. Esa es su divisa revolucionaria –“ni horarios, ni reservas ni rutinas”–, digna de figurar en el escudo de armas de todo emprendedor que quiera enfrentarse al futuro a pecho descubierto. Un diario publica la noticia con el título: “Ferran Adrià se deconstruye en El Bulli Foundation”. Gran muestra de ingenio, también. ¿Lo captan? Adrià se “deconstruye”, porque Él deconstruye sus platos, esas obras maestras del talento universal. En otro periódico el titular es igualmente brillante: “El nuevo Bulli ‘low cost’ abrirá en el 2014”.

No cabe duda de que la Foundation será la culminación de ‘fifty years’ de trabajo continuado, de una epopeya gastronómica sin parangón ninguno en la ‘history of the world’. El ‘new’ edificio, cuyos planos presentó el ‘architect’ Enric Ruiz-Geli nos permiten imaginar la ‘wise’ transformación que sufrirá la Montjoi cove. Será ‘built’ en el jardín, pero Ruiz-Geli no despreciará lo que de bueno hay en el ‘building’ actual, sino que aprovechará y rehabilitará ‘all the’ partes del establecimiento que merezcan ser salvadas de la picota. Ruiz- Geli ‘says’ que el edificio se integrará en el ‘landscape’ y será cien por cien ‘ecological’. Habrá una sala de ‘brainstorming, of course’ –por no hablar del ‘cloud computing’–, pero el ‘main aim’ será convertirse en el magno archivo de lo que ‘until this year’ fue El Bulli, ‘the restaurant’, tanto a nivel físico (‘documents’, ‘books’, ‘objects’) como ‘digital’. Tras ese ‘main aim’, la Foundation tiene una segunda idea, potentísima: ‘to become a creativity center’ diseñado ‘to research and innovate, and share online these researches and innovations. It will be’ la rehostia, ‘really’.

www.lavanguardia.es

Article
, , ,
Menú