Hotel Acta Mimic

Situado en la calle Arc del Teatre del Raval de Barcelona, el solar de este hotel tiene 1.070 M2 y estaba ocupado antiguamente por el Teatre Colón. El programa incluye 92 habitaciones, restaurante, piscina en la cubierta y jardín en el patio interior, para una superficie construida de 4.500 M2, repartida en dos subterráneos, planta baja y cinco pisos.

La tipología surge de pensar que el dormir y el lavarse son las actividades principales para un turista en un hotel. Se pretende fundir el descanso y la ducha en un solo espacio evitando la división de la habitación en compartimientos. Una vez decidido esto se lleva la ducha a fachada, dándole la mayor cantidad de luz y aprovechando la necesidad de intimidad para generar una secuencia de transparencias. Esta estrategia se lleva al exterior, donde un envoltorio de tipo textil busca trasladar la sensualidad de la habitación a la imagen externa del edificio. Es entonces cuando la fachada abandona su condición de plano agujereado para convertirse en un grueso de elementos que se insinúan sucesivamente.

En esta misma dirección, se propone conservar la fachada del antiguo teatro que oculta parcialmente el nuevo tratamiento. La planta baja y las dos de subterráneo tendrán una estructura de muros y pantallas de hormigón con vigas de canto. El resto de plantas estarán constituidas por una malla de pilares y vigas con perfiles HEB como si de una gran estantería se tratara, donde se depositarán los módulos prefabricados de las habitaciones que estructuralmente tendrán una función colaboracionista en la traba de toda la malla metálica.

En cuanto a interiorismo y estilismo, el punto de partida fue el COLOR, en contraste con el BLANCO de las habitaciones. Las zonas comunes del edificio, por debajo del nivel de calle, son tratados de forma heterogénea para generar rincones acogedores y diferentes ambientes. Ofrece una variedad de formas, colores y muebles, mientras, las habitaciones refeljan una sobriedad en blanco y negro con algún toque de color. La idea era escapar del omnipresente, contenido y correctamente formal minimalismo que ha gobernado las tendencias durante años. En homenaje al teatro preexistente, decidimos formalizar un espacio acogedor y relajado; optamos por una amplia gama de colores cálidos, lo que nos permite crear combinaciones únicas y personales, y así evitar la homogeneidad y la impersonalidad de la mayoría de los espacios públicos. Parte de esta decisión proviene de los tiempos que estamos atravesando, una respuesta más o menos consciente a la crisis. Los colores aportan una dosis de optimismo: una combinación de colores (amarillo, naranja , rojo , verde, azul , rosa, …) es tan capaz de levantar la moral como un gris plomizo, hundirla. Los colores no levantarán la economía, pero al menos el estado de ánimo.

Publicaciones destacadas
Frame
On Diseño
Diario Design
Delood

Hotel Acta Mimic

Cliente
Hoteles Acta

Autor
EQUIP Xavier Claramunt

Interiorismo
Anne-Sophie de Vargas

Situación
Raval, Barcelona

Superficie
4.500 M2

Fotografías
Adrià Goula

Proyectos relacionados

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar