“The Tale of a Fairy”, una película de Karl Lagerfeld para Chanel

 En Fashion, Videos

Con motivo de la presentación de su colección Chanel Cruise 2012, el polifacético Karl Lagerfeld, nos trae la película “The Tale of a Fairy”, un homenaje al estilo y espíritu Chanel, lleno de dobles sentidos y referencias, que nos propulsa en un atemporal pasado desconocido y familiar a la vez. Si en apariencia está llena de clichés que nos hacen fantasear como las mansiones de ensueño, personas bellas, prendas elegantes, en cambio apela a emociones y relaciones entre personas que son comunes a todos: enojo, euforia, soledad.

El mar, aguas transparentes del Mediterráneo, estamos en la Riviera francesa. Llega ella, Lilly (encarnada por Anna Mouglalis una de las egerias de la marca), en un cabriolet descapotable; sale a su encuentro Franny (Kristen McMenamy), se lee la contrariedad en su rostro, el enfrentamiento es inmediato, y en un breve intercambio las relaciones que unen a las dos mujeres están planteadas: una mansión en indivisión entre tres mujeres (me inclino a pensar hermanas, aunque quizás sólo sean íntimas amigas), Lilly es una actriz adulada que goza de reconocimiento internacional, pero Franny es la diva ofendida que vive en su jaula dorada. Louisa se toma las recriminaciones a la ligera y pone las cosas en su sitio: “la vida es emoción, no es vivir en las páginas de Elle Décoration: sentimientos vs. materialidad y apariencias. La manera de vestir de ambas también las refleja esta actitud; mientras una viste casual chic, la otra parece directamente salida de un desfile o las paginas glaseadas de una revista de moda con su blusa oscura, amplio pantalón blanco, stilettos blancos de punta negra tan típicos de Chanel, gafas de sol ahumadas y collares, pelo firmemente estirado: su elegancia etérea busca disimular su inseguridad y desdicha. Su continúa necesidad de ser el centro de atención la convertirá en el blanco de risas y sarcasmos, mientras algunos se aprovechan de sus debilidades.

Chanel Cruise 2012 The Tale of a Fairy Dir Karl Lagerfeld

Por la noche tiene lugar una fiesta: Franny la quiere perfecta, pero su “sobrino” (Baptiste Giabiconi) ha venido con sus amigos, suena “Disco Sucks” de D.O.A. y este grupo de apariencia informal se codea con los vestidos cocktail y traje-chaqueta del resto de invitados que le recalcan con sarcasmo la supuesta elegancia de la velada. Franny contempla la escena aterrada, se siente traicionada e intenta echar a los intrusos pero nadie parece hacerle caso. Menos Viviane (Freja Beha), que observa la escena desde el balcón entre las cortinas ondulantes; “no soy nadie” le contesta, “y lo puedo cambiar todo”: con una palmada, se para la música y el color da paso al blanco y negro (¿no son los sueños en blanco y negro, además de los colores emblemáticos de Chanel?).

Chanel Cruise 2012 The Tale of a Fairy Dir Karl Lagerfeld

Franny se gira, contempla su invitados callados, todos sumamente elegantes y sonrientes, se extasía: su fiesta perfecta tal y como la había soñado. ¡Música y a bailar! Empieza a sonar el alegre y terrible bolero “Perfidia” (que tanto la define).

Nadie comprende lo que sufro yo
canto pues ya no puedo sollozar,
sólo temblando de ansiedad estoy
todos me miran y se van.

Una sola no baila, es Lilly: ella también ha visto a Viviane, pero cuando sale a buscarla, desaparece, tal la Dama del Lago de las leyendas celtas.

Chanel Cruise 2012 The Tale of a Fairy Dir Karl Lagerfeld

Franny, en un momento de euforia, los entrena a todos a Monte-Carlo, el casino, la roulette: el juego disimula el enfrentamiento entre las tres hermanas. Ángel de la buena y mala suerte, el consejo de Viviane, que se desliza entre la gente sin que nadie parece percartarse de su presencia, favorece a Lilly mientras con otro, Franny lo pierde todo y huye de la mesa, su orgullo herido por las risas y comentarios humiliantes de su otra hermana (Amanda Harlech): “quien pierde en el juego suele tener suerte en el amor, pero en tu caso ni siquiera es verdad”.

Chanel Cruise 2012 The Tale of a Fairy Dir Karl Lagerfeld

Durante el desayuno del día siguiente, Franny en uno de sus arrebatos anuncia que vende la casa: los demás se quedan atóninos. El día transcurre a la orilla del mar, con la recurrente música de la película “Stravisky” de fondo: las tensiones aumentan entre los diferentes protagonistas, mientras nos devuelven una imagen cliché de tranquila elegancia y belleza de mujeres-icono rodeadas de hombres hermosos y atentos. Lilly sigue intrigada por saber quien es Viviane: “es un hada, ni hombre ni mujer” le consta uno de los hombres que tiene a su lado, mientras el ser andrógino observa la escena a lo lejos.

Chanel Cruise 2012 The Tale of a Fairy Dir Karl Lagerfeld

Por la noche, Viviane vuelve a aparecer para consolar a Lilly de su soledad y desdicha amorosa, mientras abajo todos cenan y Franny celebra triunfante la compra de su nueva casa, y su (supuesta) nueva vida.

Amanece en color, otra vez. Lilly está sola en su habitación ¿y si todo hubiera sido un espejismo?

Chanel Cruise 2012 The Tale of a Fairy Dir Karl Lagerfeld

Te invito a disfrutar de este bellísimo cuento de hadas moderno (en inglés) que descubrí en Design Potter: 25 minutos de ensueño, que además de presentar las piezas de la colección más allá de la frialdad de un desfile de moda, nos entrena en un torbellino de emociones y elegancia que no está sin recordarme la muy recomendable película “Coco Avant Chanel”.

Publiqué este artículo el 01/11/2011 en Monkeyzen

Recent Posts

Dejar un comentario

Menu Title