Steller, una app de storytelling más allá de Instagram

 En Design, Photography

Para quien tenga cierta afición a la fotografía, Instagram se ha impuesto como la red y comunidad de referencia de estos últimos años. Mientras lanzó a la fama fotógrafos amateurs, algunos profesionales se lo tomaron como intrucionismo, cuando otros vieron desde el principio una nueva manera de promocionar su trabajo. Sin embargo, el formato Instagram invita al consumismo rápido y masivo de contenidos visuales: el flujo de foto se desliza rapidamente bajo el dedo, un doble tap para indicar que gusta una foto, y como mucho, comentarios de felicitación acompañados de algún emoji antes de pasar a la foto siguiente. Desde hace varios meses, me propuse como experimento, extender el contenido del pie de foto, complementando el título con una explicación o una historia. Sin embargo, las conversaciones siguen siendo algo marginal y con algunos usuarios concretos: quizás Instagram no sea el lugar más idóneo para compartir naraciones y generar conversaciones.

Sin embargo, con la proliferación de plataformas de contenidos largos en una época en que se da cada vez más importancia al storytelling, tanto en los medias o como parte de una estrategía de branding, Steller es una apuesta interesante para la creación de relatos visuales y escritos. Lanzada a principios de 2014, esta app gratuita de cuidada estética permite convertir fácilmente fotos, vídeos y textos en historias, gracias su interficie ágil e intuitiva, así como un abanico de plantillas editables para la inserción de contenidos. Cuenta cinco apartados principal: dos enfocados a la comunidad y tres de cara al usuario. El primero es el hilo principal donde se muestran los stellers de las personas a las cuales seguimos (igual que redes como Twitter o Instagram, Steller es asimética, no de reprocidad: funciona en base a seguidos y seguidores), mientras que en la segunda pestaña podemos explorar la comunidad Steller, a través de las colecciones creadas por el propio equipo y en cualquier pantalla, el buscador permite buscar usuarios o historias en base a palabras claves y temas. El botón central da acceso a la creación de nuevas historias, seguido del apartado de notificaciones y finalmente, el perfil de usuario. Éste cuenta con los datos del usuario, y muestra claramente los stellers que hemos publicado, los que están guardados como borrador y finalmente, nuestras colecciones personales.

A la hora de generar un relato, cada vez que creamos una nueva pagina, la aplicación nos da a escoger entre tres tipos de contenidos: foto, vídeo o texto. Una vez escogido, por ejemplo, el formato de imagen (el vídeo comparte los mismos atributos), podemos escoger un tipo de plantilla desde la imagen sola con diferentes formatos o combinada con texto. Una interfaz sencilla permite definir un tamaño de texto, color, escoger una tipografía y la alineación del texto. Para luego reubicar éste dentro de la pagina, sólo con mantener presionada la caja de texto, podemos arrastrarla hasta donde queramos. Dado la oferta limitada de tipografías, se puede recurrir a una aplicación como Over, disponible para iPhone y Android para generar imágenes y textos con efectos. Una vez creada la primera pagina, tenemos la opción de modificar la paginación, cambiar la fotografía, ver todas las paginas de nuestra historia (éstas se pueden reorder arrastrandolas en la parte inferior de la pantalla) o bien añadir una nueva pagina.

Conforme vamos añadiendo contenidos, una barra azul ubicada en la parte superior de la pantalla nos indica porcentualmente cuanto ocupa la historia que estamos creando en función de los contenidos: obviamente, un vídeo con su audio ocupará más que una fotografía o que texto. La longitud media de los clips suelen ser de 5-15 segundos y la longitud de los relatos de unos 10-15 páginas: en total, disponemos de un máximo de 10Mb por steller. Durante la elaboración, la aplicación permite guardar el trabajo realizado como borrador para su edición posterior o bien publicarlo inmediatamente si estamos satisfechos con el resultado. Una vez pública, la historia podrá recibir likes, comentarios o ser recompartida de manera nativa por otros usuarios: este último punto confiere a nuestro relato mayor visibilidad, con la posibilidad de llegar más usuarios. Recíprocamente, descubrimos nuevas historias y personas: de algún modo, cada usuario se convierte no sólo en un productor de contenidos, sino también en un prescriptor. Según pude apreciar, las temáticas que generan más interés en la comunidad son los que están relacionados con lugares, viajes y aventuras, seguidos de recetas de cocina, y demás DIY (Do It Yourself), trabajos creativos sin olvidar nuestras mascotas. Pero sin cenñirnos a estos ámbitos, creo que cualquier tema que nos inspire es válido, siempre y cuando los contenidos tengan cierta calidad: los usuarios de Steller suelen ser unos estetas que cuidan la edición de sus fotos y vídeos así como la combinación de textos y tipografías.

A modo de ejemplo propio, podéis ver a continuación un relato que publiqué hace un par de semanas y que combina imágenes, textos y vídeo acerca de la manufacturación de un sofá Chester.

En resumen, como pros, destacaría:

  • Agilidad y estética de la aplicación para la creación de relatos multimedia.
  • La posibilidad de crear borradores y poder editar nuestras historias una vez publicadas, lo cual permite desde rectificar algún error que hayamos detectado a concebir un proyecto on-going, que se desarrolla en el tiempo y que vayamos alimentando.
  • La posibilidad de usar hashtags dentro de una pagina de la historia y la inserción de enlaces.
  • Además del dinamismo que ofrece recompartir historias que nos hayan gustado, Steller permite compartir directamente en redes sociales como Twitter, Facebook y Pinterest los contenidos generados en su plataforma. Para incrustarlo en una pagina web, usar el siguiente código a pegar en HTML, donde el ID es la numeración que aparece en la URL de la historia.
    <div style="margin: 0 auto; width: 50%"><div class="stlr-embed-container embed-large" width="50%" data-type="compact" data-story-id="343209398170027826"></div></div>
    <script src="//steller.co/site/static/js/steller.js"></script>
  • EDIT 04/12/2014: Steller ahora permite incrustar historias en una pagina web, y así lo explican en un pequeño tutorial.
  • Finalmente, uno de los puntos fuertes más allá de la propia aplicación es como el equipo de Steller cuida y estimula su comunidad todavía joven. Cada día comparten, tanto dentro de la propia plataforma como desde su perfil en Instagram, historias creadas por los usuarios; y semanalmente, proponen un tema.

En cuanto a los cons y sugerencias:

  • De momento, Steller sólo está disponible para iPhone y iPad: cabe esperar que tendrán pronto en cuenta la comunidad Android.
  • La limitación no sólo de las tipografías, sino de los estilos de texto. A día de hoy, no se puede escoger color de texto o de fondo, ni tampoco controlar el interlineado o el dimensionado de las cajas de texto.
  • Si desde la web de Steller se pueden ver las historias propias y ajenas, se echa en falta un apartado de usuario para poder interactúar, sin pasar necesariamente por el móvil.
  • Se podría mejorar el sistema de notificaciones, diferenciando las que hemos visto de las que tenemos pendientes.
  • Dado que han optado por aprovechar toda la pantalla para mostrar los contenidos (cuando Instagram se limita a un formato cuadrado), quizás se podría contemplar la creación de historias en formato apaisado: para mayores explicaciones, os remito a este vídeo sobre Vertical Video Syndrome. 😉
  • Aunque entiendo las dificultades técnicas que pueden haber detrás, sería interesante poder integrar contenidos interactivos como un Photo Sphere, o en el caso de una historia que relata un viaje, incluir un mapa tipo Google Map que muestre el recorrido a partir del meta data de geolocaclización de las imágenes. Mientras tanto, siempre podemos crear manualmente elegantes mapas con Map Box e integrarlos como imágenes.

Las historias creadas en Steller son realmente atractivas y en cuanto empecé a usar la app hace un par de meses, me volví enseguida entusiasta en cuanto a las posibilidades que ofrece, tanto para la creación de contenidos como su consumo. Aún así, hay que tener en cuenta que la realización de una historia requiere cierto tiempo en función de su longitud, entre creación, selección y edición de los contenidos: si nos referimos a la regla del 1%, Steller puede llegar a concentrar una pequeña comunidad creativa activa, especialmente entre perfiles profesionales como fotógrafos, periodistas y disciplinas creativas en general, y llegar a un público más amplio de comsumidores/prescriptores. En cuanto al futuro todavía incierto de Steller (como cualquier startup), si se convierte en un éxito a largo plazo, podría acabar absorbido por un gigante como Facebook (que ya compró Instagram o WhatsApp). En caso contrario, si desaparece, “todos esos momentos se perderán en el tiempo… como lágrimas en la lluvia”.

Entradas recomendadas

Dejar un comentario

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar